Archivo de la categoría ‘General’

Qué debes saber antes de alquilar un piso

Lunes, 9 de enero de 2017

Si bien es cierto que los propietarios de piso buscan inquilinos con cierto perfil y procuran que sean responsables en la medida de lo posible, también lo es que el inquilino debe asegurarse de que va a pactar con una persona dispuesta a suplir sus necesidades en base a lo acordado y que no desaparecerá en el momento en que requiera de su asistencia.

Es importante que quien vaya a alquilar un lugar donde vivir conozca sus derechos y asuma sus deberes. Si vas a alquilar un piso y no estás claro de las cosas que hay que tomar en consideración, aquí te mencionaré algunos puntos a tomar en cuenta.

En primer lugar, debes saber qué incluye el precio de la renta y en base a eso en qué te beneficia o perjudica. En el contrato debe constar los gastos que cubre el alquiler, así te evitarás sorpresas a fin de mes.

Además tienen que dejar claro quién se hace cargo de las averías, porque lo normal es que el propietario las asuma, siempre que sean de carácter estructural, como tuberías, filtraciones, calderas, etc. Pero las ligeras averías del día a día suelen correr por cuenta del inquilino, que es quien está haciendo vida allí. Lo ideal es que en todo caso quede plasmado en el contrato.

Asimismo deben establecer el coste del alquiler y si subirá por algún motivo en un tiempo dado. Es importante que conozcas las normas establecidas según la ley de arrendamientos urbanos.

Es importante también conocer el entorno, cómo son los vecinos, si hay mucho ruido en el área. Es conveniente saber si tienes vecinos problemáticos o si hay alguna cuestión en la comunidad que te resultará desagradable.

Por último y no menos importante, debes asegurarte de que haya ventilación natural, cosa que podrás confirmar por ti mismo conforme a las puertas y ventanas que tenga el espacio; sin embargo debes comprobar que el aire que entra sea limpio y no maloliente.

Estos son apenas unos puntos a tomar en consideración, pero ten presente que elegir un lugar para vivir es una decisión seria, que no se toma a la ligera, así que presta atención y sé lo suficientemente osado al momento de alquilar.

Consejos para el alquiler si eres estudiante (II)

Martes, 17 de noviembre de 2015

Hace unos meses os dimos unas pequeñas guías para poder alquilar un piso en la capital sin tener por ello excesivos problemas. Os hablamos de zonas, vecinos, calidades y compañeros de piso, pero… ¿Qué pasa con el casero y sus exigencias? ¿Y con vuestros derechos?

Para responder a estas preguntas y evitar problemas innecesarios que suelen surgir a causa del desconocimiento y la falta de información, continuamos con nuestra lista de recomendaciones y consejos. Antes de nada, recordaremos que, si eres estudiante y vas a alquilar una vivienda o una habitación en cualquier lugar de nuestro país, existen unos aspectos que debes tener en cuenta:

Project365/Day 010

Autor: Srgpicker

  • En primer lugar, como arrendatario, tienes unos derechos que ahora repasaremos y que te protegen y que sólo podrás defender si has firmado un contrato de arrendamiento que, por otro lado, reconocerá también tus obligaciones.
  • Por otro lado, recuerda: si alquilas una vivienda con otras personas, deberá formalizarse entre vosotros, inquilinos, y el arrendador, un único contrato de arrendamiento temporal. La Jurisprudencia actual viene considerando la presunción de solidaridad, aunque esto no se incluya de manera expresa en el contrato. ¿Qué significa esto? Que si uno de los inquilinos no paga la parte que le corresponde, el arrendador tendrá derecho a exigir al resto de arrendatarios la parte del que no paga.
  • Si, sin embargo, alquilas una habitación con derecho a zonas comunes, deberá formalizarse un contrato de arrendamiento independiente al del resto de ocupantes de la vivienda y cuyos derechos y obligaciones te vinculan únicamente con el arrendador.

 

En el contrato que firmes, deben aparecer:

  • datos identificativos de ambas partes
  • dirección a efectos de notificaciones
  • dirección y descripción del objeto de contrato
  • los suministros y pagos asimilados que serán repercutidos en la parte arrendataria (comunidad, basuras, etc.)
  • precio de la renta
  • plazo de duración del contrato y el carácter temporal del mismo
  • si la vivienda está amueblada, es aconsejable que se incluya un anexo, firmado por las partes, en el que aparezcan detallados los muebles y enseres de la vivienda

Además, es probable que el arrendador incluya una cláusula con alguna normal de convivencia en relación al uso de las zonas comunes y que demande, también, el pago de una fianza de conformidad con la ley vigente, así como que los padres o tutores respondan en calidad de avalistas solidarios.

Cláusulas habituales pero ilegales:

A veces, los arrendadores de viviendas y habitaciones incluyen en los contratos algunas cláusulas que, si bien son habituales, no son legales, al menos con la normativa en la mano.

  1. Una de estas demandas o exigencias del arrendador será, en muchas ocasiones, una permanencia de un año en la vivienda. La reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) establece desde su entrada en vigor en el año 2013, que el arrendatario tiene derecho a dar por terminado el contrato una vez transcurridos los seis primeros meses posteriores a la firma del documento. La penalización por este cese se establece en la misma ley, pero debe ser especificado de manera expresa en el contrato, pues de la manera contraria, el arrendador no tendrá derecho a ninguna indemnización.
  2. Otra de las cláusulas habituales es la que trata de impedir que el inquilino prorrogue el contrato de alquiler. La Ley de Arrendamientos Urbanos señala que “la duración del arrendamiento será libremente pactada por las partes. Si esta fuera inferior a los tres años, llegado el día del vencimiento del contrato, este se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta que el arrendamiento alcance la duración mínima de tres años, salvo que el arrendatario manifiesta al arrendador, con treinta días de antelación como mínimo a la fecha de terminación del contrato o de cualquiera de sus prórrogas, su voluntad de no renovarlo”. Es decir, la prórroga es obligatoria para el arrendador y voluntaria para el arrendatario. ** Existe una excepción a esta norma de la prórroga obligatoria: si, una vez finalizado el primer año de alquiler, el arrendador comunicara al arrendatario que tiene necesidad de la vivienda.
  3. Finalmente, otra de las cláusulas ilegales habituales es la que permite al arrendador acceder a la vivienda en el momento en el que se desee para realizar, por ejemplo, una revisión del estado en el que se encuentra la vivienda. Esto es ilegal y viene legislado por el artículo 18 de la Constitución Española, que reconoce la inviolabilidad del domicilio. Este mismo artículo establece que el arrendador solo podrá acceder a la vivienda con permiso del arrendatario o con una orden judicial. (art. 18.2 CE “El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito”).

La OCU, una de las primeras organizaciones de consumidores de España, ha creado un modelo de contrato de arrendamiento de vivienda que pone a disposición de inquilinos y arrendadores y que protege los intereses y derechos de ambas partes. Puedes acceder al documento aquí.

Alquileres para estudiantes en Madrid

Miércoles, 21 de octubre de 2015

Si has ojeado alguna vez los tablones de anuncios que hay en las facultades, te darás cuenta de la gran demanda existente para el alquiler de pisos cerca de las universidades. No sería la primera vez que un estudiante alquila un bonito piso a las afueras, y cuando comienza a residir en él se da cuenta de problemas como no estar cerca de tu centro de formación.

La capital de España ofrece multitud de opciones para los jóvenes españoles o extranjeros que vienen a nuestro país a completar sus estudios. Los pisos para estudiantes en Madrid abundan. Sin embargo, es una ciudad tan grande que puede resultar caótico saber por donde comenzar la anhelada búsqueda. Hay zonas que concentran una gran cantidad de pisos para estudiantes en Madrid. Lo principal, a la hora de emprender la aventura para encontrar el inmueble adecuado, es establecer una serie de requisitos como, por ejemplo, el precio o la cercanía del piso a la universidad o centro formativo.

Cuando nos enfrentamos a la compraventa o alquiler de una vivienda siempre nos asalta la misma duda: el precio. ¿Es caro o es barato?, ¿cómo lo calculo? Da lo mismo si eres el propietario, el comprador, el casero o el posible inquilino, todo el mundo titubea sobre cuál sería el precio adecuado. El precio medio de la vivienda en alquiler en Madrid capital es de 1.328€ mensuales (Septiembre 2015), lo que supone un aumento del 5,3% respecto al mes anterior. Esto obliga a casi todos a compartir piso, por lo que el compañero de piso también se convierte en un factor determinante.

Para una estancia cómoda y completa en Madrid, te recomendamos dos zonas:

La Latina

Llamada así en homenaje a la profesora de latín de la reina, es uno de los barrios más castizos de Madrid. Se encuentra situado en el centro, y sus calles, de origen medieval, giran en torno a las plazas de la Cebada y de la Paja.

La presencia de numerosos bares en la zona provoca que durante los fines de semana se encuentre abarrotada de gente joven con ganas de fiesta. Desde recién comenzada la mañana, las terrazas se alborotan en un ambiente espectacular. El precio de los pisos es económico aunque los  inmuebles suelen ser bastante antiguos.

Moncloa

Distrito cercano a la Casa de Campo, Argüelles y Ciudad Universitaria. Aunque sea más cara, la proximidad con  la mayoría de campus de Madrid y su buena comunicación de transportes, provoca que sea una de las zonas más solicitadas por los estudiantes recién llegados a Madrid. Además, la presencia de diversas discotecas por la zona, la convierten en un destino transcurrido de la noche madrileña. Un piso para 3 estudiantes puede rondar los 1.000 € de alquiler mensual con todos los gastos incluidos.

 

El mes de septiembre, un buen mes para irte de vacaciones

Lunes, 24 de agosto de 2015

¿Cuál es la mejor época para irte de vacaciones? La respuesta que buscamos a esta pregunta es bastante difícil de responder ya que hay que tener en cuenta que cada uno tiene que adaptarse a sus compañeros y que para gustos están los colores. Hay gente que prefiere la tranquilidad de junio, otros el alboroto de julio o agosto y finalmente están los que prefieren el mes de septiembre.

 

15198422592_945b19ee69_z

Magazin Sursystem

Este mes es el del conocido “veranillo de San Miguel”. Ese verano que suele regresar tras unas semanas con bajadas de temperaturas pero que en torno al día del Santo (el 29 de septiembre) suele dejar unos días que en ocasiones suelen ser mejores que los de agosto. Por lo tanto, bajo mi punto de vista, el mes de septiembre puede ser un buen momento para disfrutar de unas merecidas vacaciones.

Apartamentos más baratos, playas no masificadas en las que poder bañarse –sin que sientas que estás en una piscina municipal. Y como comentaba anteriormente, buen tiempo pero sin tener que sufrir las intensas olas de calor de los meses de julio o agosto.

Pero uno de los motivos más importantes es que pueden llegar a costarnos muchísimo menos. Además, este año –con beneficios para nuestra economía pero no tanto para nuestro bolsillo– el precio de la primera línea de playa ha aumentado en un 7%. Aumentando el precio medio hasta unos 595€ por semana.

El lugar más caro para veranear en nuestro país se encuentra en la Playa de Bossa, en Ibiza. Aquí podríamos estar hablado fácilmente de 1.680€ por semana, nada que ver con el sitio más barato, 200€ por semana en Avenida Mariña de Burela (Lugo).

9832618495_7643887895_z

Por lo tanto para veranear de una forma económica, sin tener que renunciar a nada deberíamos aprovechar el mes de la vuelta al cole y el de los propósitos que nos durarán únicamente dos semanas.

El verano es la mejor época para alquilar

Miércoles, 22 de julio de 2015

La búsqueda de una casa para alquilar es una tarea ardua y costosa que puede acabar con nuestra paciencia. Recorrer kilómetros de piso en piso, hablar por teléfono, visitar webs, hacer cuentas. Estas labores, aunque sobre todo la última, suelen ser un auténtico quebradero de cabeza. Por eso os mostramos la mejor época para que se haga más fácil.

home-589068_640

Sin duda alguna los mejores meses para encontrar un hogar son los de verano. A partir de mayo, y aún más en junio, los estudiantes comienzan a abandonar sus alojamientos, algunas personas se van a las zonas costeras en busca de trabajo y otras se van a sus respectivos pueblos. Esto nos brinda una gran oferta de casas vacías que podemos aprovechar. Como dice una de las máximas de la economía: a mayor oferta, menor precio. Este concepto nos viene perfecto, pues de esta manera podremos encontrar lugares más baratos.

En los meses de septiembre y octubre ocurre todo lo contrario. En esos tiempos de otoño, e igual que las hojas de los árboles o el propio cabello, la oferta empieza a caer. Los estudiantes han regresado, otros nuevos empiezan, las empresas contratan y cada vez quedan menos pisos. Y los que podemos encontrar, suponen unas cantidades desorbitadas.

Además, para los propietarios también son buenas fechas las del periodo estival, ya que así se aseguran tenerlo ya cerrado en septiembre y pueden aprovechar esos meses de verano que tendrían perdidos. Así que aprovecha, que todavía quedan días de verano.

Tirando de picaresca para alquilar piso en Madrid

Miércoles, 14 de enero de 2015
Piso en alquiler

Fuente: Antena 3

Recientemente leíamos en Menéame un artículo sobre la pesadilla de alquilar piso en Madrid. En él, el autor se lamentaba de los difícil que le estaba resultando su mudanza desde Guadalajara a Madrid. ¿Los mayores problemas? Pisos muy antiguos, sin reformar o casi en ruinas, precios desorbitados y no proporcionales con su estado y condiciones contractuales leoninas. Hasta las fotos para los anuncios están hechas con desgana, según él. Un desastre en general.

Cualquiera que se haya embarcado en la tarea sabe que te marca a fuego. Es un proceso largo, costoso y a veces desesperante. Requiere organización, paciencia y, si es posible, omnipresencia y don para negociar. Ya, Roma no se hizo en un día, pero alquilar un piso no debería ser como construir roma.

Aún así, hay quien tiene ciertos truquitos. En los mismos comentarios de Menéame encontrábamos una peculiar recomendación a la hora de tratar con los dueños de los pisos. El sistema es muy sencillo. Se trata de localizar un piso que te parezca atractivo y se adapte a lo que tú buscas, para después engañar a todos tus amigos (como hacemos en las mudanzas) para que llamen a preguntar por él. Así, a la hora de hablar del precio todos ofrecerán un inferior al ofertado en el anuncio.

Es posible que en la primera llamada el dueño estalle en carcajadas, pero a la décima, y después de que llamada tras llamada le vayan ofreciendo precios inferiores alegando que por la misma zona hay pisos mucho más baratos, es posible que algo cambie en su interior. Hasta que al final, en teoría, acaba aceptando el alquiler que tú ofrecías, ligeramente superior al que decían tus amigos, pero inferior al original.

¿Funcionará el truco? Habrá que comprobarlo en la próxima mudanza. Si no, siempre quedará lo de tirar de un amigo, o del amigo de un amigo que conoce a tal dueño que alquila un piso. Que es, por cierto, lo que terminó haciendo el autor del artículo del comienzo.

A la caza de un piso barato

Martes, 15 de junio de 2010

Algunas inmobiliarias han puesto en el mercado ofertas inimaginables hasta ahora

La continua bajada del euríbor y la del precio de los pisos en venta (con descuentos que alcanzan hasta el 55%) está haciendo que el mercado inmobiliario comience a reactivarse  aunque sea tímidamente.

El euríbor cierra este mes en el 1,77% cuando hace un año superaba el 5%, lo que puede suponer una rebaja del 30% en las cuotas de las hipotecas. Y éste es un dato muy positivo para los que están pensando en comprar una vivienda. Al mismo tiempo, algunas promotoras e inmobiliarias han puesto en el mercado ofertas inimaginables hasta ahora.

Casi todo vale para animar a los compradores. Roan puso en marcha la semana pasada un mercadillo de viviendas en Madrid, en el que ofrecía descuentos hasta del 50% en pisos ubicados en la capital y en varios municipios de la costa mediterránea. Ahora es Metrovacesa quien ofrece -hasta hoy mismo- viviendas en venta por toda España (Alicante, Cádiz, Madrid, Málaga, Valencia, Barcelona, Valladolid…) con descuentos de hasta el 55%.

Por 170 euros al mes. Un rastreo a través de Internet permite descubrir nuevas ofertas cada día. Entre las casas más baratas de España que ofrece Idealista.com se puede encontrar un estudio de 35 m² por 42.000 euros -exterior, en un edificio recién construido en el municipio de Las Casas (Ciudad Real). Además, la compra se puede financiar de tal forma que la cuota de la hipoteca sería de 175 euros al mes. Pero ése es sólo un ejemplo, hay muchos más: cualquiera de las webs de búsqueda de pisos (fotocasa.es, segundamano.es, buscocasa.com, expocasa.com, tucasa.com, globaliza.com, etc.) permiten encontrar ofertas asequibles en distintos municipios de toda España.

De segunda mano. Y no sólo bajan los precios de la vivienda nueva. Los pisos de segunda mano también han bajado de precio durante el primer trimestre del año, con descuentos que van del 2 al 5%, dependiendo de las ciudades. En Palma de Mallorca se registró una caída de precios del 8,8%, seguida por Cuenca, con un 6,5%. Y sólo en cuatro capitales de provincia -Pontevedra, Palencia, Ourense y Badajoz- han subido los precios desde que comenzó 2009, según datos de Idealista.com.

Lo que parecen tener claro todos los vendedores, tanto de viviendas nuevas como usadas, es que deben ajustar los precios si quieren encontrar comprador.