Tirando de picaresca para alquilar piso en Madrid

Piso en alquiler

Fuente: Antena 3

Recientemente leíamos en Menéame un artículo sobre la pesadilla de alquilar piso en Madrid. En él, el autor se lamentaba de los difícil que le estaba resultando su mudanza desde Guadalajara a Madrid. ¿Los mayores problemas? Pisos muy antiguos, sin reformar o casi en ruinas, precios desorbitados y no proporcionales con su estado y condiciones contractuales leoninas. Hasta las fotos para los anuncios están hechas con desgana, según él. Un desastre en general.

Cualquiera que se haya embarcado en la tarea sabe que te marca a fuego. Es un proceso largo, costoso y a veces desesperante. Requiere organización, paciencia y, si es posible, omnipresencia y don para negociar. Ya, Roma no se hizo en un día, pero alquilar un piso no debería ser como construir roma.

Aún así, hay quien tiene ciertos truquitos. En los mismos comentarios de Menéame encontrábamos una peculiar recomendación a la hora de tratar con los dueños de los pisos. El sistema es muy sencillo. Se trata de localizar un piso que te parezca atractivo y se adapte a lo que tú buscas, para después engañar a todos tus amigos (como hacemos en las mudanzas) para que llamen a preguntar por él. Así, a la hora de hablar del precio todos ofrecerán un inferior al ofertado en el anuncio.

Es posible que en la primera llamada el dueño estalle en carcajadas, pero a la décima, y después de que llamada tras llamada le vayan ofreciendo precios inferiores alegando que por la misma zona hay pisos mucho más baratos, es posible que algo cambie en su interior. Hasta que al final, en teoría, acaba aceptando el alquiler que tú ofrecías, ligeramente superior al que decían tus amigos, pero inferior al original.

¿Funcionará el truco? Habrá que comprobarlo en la próxima mudanza. Si no, siempre quedará lo de tirar de un amigo, o del amigo de un amigo que conoce a tal dueño que alquila un piso. Que es, por cierto, lo que terminó haciendo el autor del artículo del comienzo.

Etiquetas: ,

Deja un comentario